Buscar

Jorge Solís, CEO de Gastronomía Patagonia. "Estamos al debe con los productores de la Patagonia".

Trabajar en el mundo de la gastronomía se asocia con experiencias gratas que traspasan los idiomas, culturas, geografía e ideologías. Tal es la relevancia de este tema y del aporte económico que la comida genera en los territorios donde se trabaja bien con ella como vehículo y atractivo cultural, que el mismo Erik Wolf, director ejecutivo de la World Food Travel Association (WFTA), organización que lidera las tendencias de la industria de viajes y el turismo gastronómico en el mundo, señaló en la World Food Travel Sumit 2013, encuentro más importante del rubro que se hizo en agosto pasado en Gotemburgo, Suecia , que la promoción de la riqueza de alimentos de un país puede ser el elemento sustancial para expandir los alcances de su plataforma turística.







En Chile, la gastronomía es una palabra muy utilizada para hablar de la Patagonia. Sin embargo, al momento de destacar el aporte que hacen los productores alimenticios a la historia de este territorio para poder llevar a lo real nuestra cocina, el abanico de quienes se ponen la camiseta por ellos, se estrecha.


Jorge Solís Appelgren es un convencido de que si no fuese por el productor alimenticio, no tendríamos mucho de lo que nos permite llamarnos destino turístico. “El aporte que hacen los productores va más allá de los insumos que generan. En sus cultivos, en el proceso que siguen para hacer las cosas lo más naturales posibles sin transgénicos, hay una historia que es lo que finalmente degusta el turista y las personas que pagan en un restaurante cuando eligen el plato patagónico o la torta, el kuchen u otro producto característico de acá”, indica.


Hace un año que Jorge está en la Patagonia. Se vino desde Santiago para concretar una idea que rondaba en su cabeza constantemente. Lleva varios años trabajando en el tema de la investigación de la gastronomía y la conclusión a la que llegaba en ellas fue y es hasta hoy siempre la misma. “El productor alimenticio de la Patagonia es un actor fundamental para que el turismo crezca en la zona y estamos al debe con ellos, porque los subsidios y políticas del país que hay les entregan herramientas para armarse, pero no los apoyan en la parte más importante de todo el proceso para que puedan crecer y mantener sus negocios que es la comercialización. Necesitan vender más allá de las ferias itinerantes de verano en que participan. Requieren entrar a la cadena alimenticia de los lugares donde están los clientes y así contar con ingresos regulares. Si eso no sucede, no podrán continuar”, señala, agregando que “por eso nació la Primera Red Asociativa de Gastronomía y Cultura de la Patagonia. Somos un puente para unir a los productores alimenticios con los clientes que buscan vivir la experiencia de la Patagonia con sus productos únicos por su sabor y estado natural. Son personas que están en los hogares, restaurantes, casinos y hoteles del país”, precisa.


La Red Asociativa trabaja con el grupo Gastronomía Patagonia, del cual Jorge es fundador y que cuenta con un supermercado por internet de productos alimenticios, de cosmética y artesanía de la Patagonia (naturales y orgánicos), y de una Red de Restaurantes que hacen suya la carta menú Gastronomía Patagonia, estructurada en 35 recetas que relatan la historia de la cocina patagónica. “Tanto en el supermercado como en la Red de Restaurantes, abastecemos todo con los productores locales. Es una apuesta por la vida sana pero que entrega de verdad un canal de venta a los microempresarios de alimentos de la zona”, manifiesta Jorge.


¿Y la artesanía cómo calza en esta Red?


La artesanía es un complemento de la gastronomía cuando se trata de accesorios para cocina, pero también es un complemento porque cuando el turista compra un producto alimenticio, una receta para prepararla en casa, está adquiriendo un concepto, no algo aislado. No gasta. Está invirtiendo consciente de eso para llevar consigo lo natural, lo que tiene algo que contar y ahí es donde la artesanía tiene una oportunidad para integrarse a través de nuestro modelo de venta y llegar al cliente final. Por eso tenemos artesanos locales en nuestro supermercado. Son embajadores de la Patagonia a través de la madera, del cuero, de las telas, de la lana y de otros materiales que convierten en muebles, ropa, souvenirs, adornos, instrumentos musicales u otros productos que cuentan lo que es la Patagonia.


El lanzamiento de la Red Asociativa se hizo en diciembre pasado. Gastronomía Patagonia está funcionando desde inicios del 2014 a través de su sitio web www.gastronomiapatagonia.com