Buscar

Gastronomía Patagonia, lanza su línea de productos con valor identitario en negocios de barrio.

Acercar la comida de la Patagonia, con sus atributos nutritivos, saludables; su sabor y la historia de quienes están detrás de su producción a la familia del sur de Chile, es el propósito del paso que Gastronomía Patagonia ha dado con su línea de comercialización de productos alimenticios campesinos con valor identitario en negocios de barrio.


"Estamos muy contentos. Motivados porque es un hecho que los negocios de barrio, - minimarkets, emporios, mercados particulares -, ese lugar que está en la esquina de nuestra casa, donde vamos a comprar diariamente y en que conversamos con nuestra vecina, constituyen los puntos principales en que compramos lo que se come en casa. Lo que consumen quienes son importantes para nosotros. Entonces, representan un punto de encuentro. Un lugar donde podemos lograr que la disponibilidad de productos para una sana alimentación como los de la Patagonia estén a mano y no haya que esperar para ir a una feria de emprendedores por ejemplo, para comprar haciendo que esa comida se transforme en un lujo, en una excepción, sino en algo que está a mano y que puedo incorporar en mis hábitos alimenticios y en la de mis seres queridos", explica Jorge Solís, director comercial de Gastronomía Patagonia.


La primera comuna donde Gastronomía Patagonia está trabajando con este modelo de encadenamiento productivo sostenible, es Puerto Montt. "Nos concentramos en el sector de Valle Volcanes, por su crecimiento sostenido de negocios. Esto es importante, porque no sólo entregamos los productos de nuestra red de productores que representamos. Hay una labor integral, en que apoyamos al dueño del negocio para que se capacite y capacitamos a su personal, para que conozcan el valor que tienen los productos que venderán y se transformen en embajadores de esta propuesta. Porque es parte de un educar a la comunidad, al cliente, para que sepa que no se trata de comida solamente, sino de una historia, de un valor agregado, de cuidado para su familia, y que ahora lo tendrá disponible a metros de su casa, no teniendo que esperar hasta el verano por ejemplo para poder comprarlo, como sucede con las hortalizas frescas, las mermeladas, los quesos, los condimentos. ¡Qué mejor que tener el campo en tu casa! con todos sus atributos de sabor, sin intervención artificial, y conocer dónde y quiénes los producen", indica Jorge Solís.


Los locales que forman parte de la red de negocios en alianza con Gastronomía Patagonia, cuentan con esta imagen en su exterior. "Los invitamos para prefieran estos locales y que apuesten por apoyar este trabajo. Llevarán a sus casas algo sano, de calidad; parte del sentido de la Patagonia y de su gente que elabora estos alimentos con cariño, dedicación y con lo cual generan también sus ingresos", concluye Jorge Solís.